Obligación a satisfacer sus necesidades sexuales

Preciosa travesti con un cuerpazo de infarto, pasea por su finca lujosa con piscina dando una vuelta y buscando a su esclavo para pasar un buen rato sin que el tenga la opción de elegir nada. Ella paga todo y es propietaria de todo en su casa, así que cuando le apetece una limpieza de sable o follar un culo de hombre, lo tiene en un chasquido de dedos.